Publicado el

ugg para la nieve Blog de Héctor Huerta

donde comprar botas ugg en madrid Blog de Héctor Huerta

MXICO Es una barbaridad: a Jesús Corona, portero del Cruz Azul, lo suspenden por una expulsión tardía. Fue amonestado al minuto 92, y unos segundos después puso su codo cerca de la cara de Javier Gandolfi, mereciendo la segunda amonestación. Se armó un conato de bronca en el que todos los Xolos parecían tener la consigna de armar la batalla campal para que le castigaran después a todos sus jugadores al Cruz Azul.

Xolos se mostró como un mal perdedor. No fue por la calentura del juego. Parecía una acción premeditada para provocar muchas expulsiones en la bronca. Su propio entrenador encabezó las provocaciones al manotear contra al menos cuatro jugadores de Cruz Azul, además de derribar al médico Alfonso Jiménez y de jalonearle el traje a Carlos Pintado, auxiliar del “Flaco” Tena.

César Farías no entró a meter orden, sino a encender la mecha de la violencia. Y todavía la Concacaf no atina a emitir una sanción para el entrenador venezolano de los Xolos.

En ese conato de bronca, Corona manoteó, se retó con varios jugadores del rival, pero no llegó a los golpes. Hizo una sea gráfica a Pellerano y Gandolfi diciéndoles que los dos juntos le hacían lo que el viento a Juárez. Y en efecto, si los dejan solos en un cuarto, Corona aplica un par de nocauts fulminantes.

Famoso por su mecha corta y por el gusto por los trancazos, Corona se tragó su orgullo de macho herido y decidió irse del campo, protegido por compaeros y rivales (Fernando Arce), pero antes el árbitro Paul Delgadillo le enseó la tarjeta roja por hacerse de palabras con Pellerano, quien lo escupió en la cara.

Estamos acostumbrados a las sanciones ridículas de la Comisión Disciplinaria en México, de esos códigos de “según el sapo es la pedrada”. Pero esta Comisión Disciplinaria de la Concacaf responde a sus códigos kafkianos, al hacer locuras de día y de noche. Aumentar a tres partidos el castigo a Jesús Corona no sólo es incrementar una injusticia, sino que deja por ahora impunes a los verdaderos provocadores del estadio Azul: el técnico César Farías y el argentino Hernán Pellerano, quienes se mostraron como malos perdedores y persiguieron al más temperamental de sus rivales para tratar de sacarlo de sus casillas, aún exponiendo algunos dientes y muelas porque Corona los encuentra en la calle y los manda al hospital.

La única realidad después de esta decisión concacafkiana es que Jesús Corona no jugará los dos partidos de la final y también se perdería el primer juego del mundial de clubes, en el supuesto de que su equipo le gane al Toluca.

MexsportParece que Vergara no está dispuesto a invertir

Si hoy terminara el torneo, Chivas arrancaría en el lugar 16 de la tabla de porcentaje, con seis puntos más que el Puebla (pensando que Atlante haya descendido), que sería último, además del que logre el ascenso, que empezaría en cero su participación en el siguiente campeonato.

Atlas arrancaría cinco puntos arriba de Chivas, Chiapas a seis y la situación obliga a que el propietario del Rebao, Jorge Vergara, tenga planteada la encrucijada personal: o invierte fuerte para salvar la situación, o vende, para que llegue otro empresario con ganas de recomponer la historia.

Chivas comenzará a sumar el torneo regular de John Vant’Schip de 23 puntos, y los dos peores desde que Omnilife compró al equipo, con 12 y 16 puntos, respectivamente. Esos dos torneos el presidente fue Dennis Te Kloese y los entrenadores Benjamín Galindo y Juan Carlos Ortega. Justo los dos torneos anteriores podrían llevar a Chivas al descenso.

Ante esta situación que hoy no se ve, pero que será palpitante actualidad dentro de algunos meses, Jorge Vergara debe entender que la afición ya no quiere excusas de que no le venden, de que le venden caro o de que son intransferibles los refuerzos que se requieren.

Todo tendrá que comenzar con un entrenador de sobrada capacidad y experiencia para manejar esta crisis que puede ser un polvorín. Luego, la necesidad de que Chivas tenga un plantel abundante en titulares y suplentes, con poco espacio para jóvenes y gran compromiso para los experimentados.

Vienen dos torneos para jugadores con temple de acero pues Chivas, sí, aunque usted no lo crea, Chivas estará jugando en el próximo ao la salvación de la franquicia de primera división, como pocas veces había ocurrido en 71 aos de futbol profesional en México o en los 108 aos de historia.

Así que si Vergara no está dispuesto a soltar la chequera como nunca, lo mejor para su afición sería que vendiera para que otro empresario invirtiera lo que se necesita en este momento de gran complejidad.

Que Puebla, Chiapas, Veracruz o hasta el mismo Atlas anden peleando ao con ao la salvación no es novedad. Pero que Chivas, las sagradas Chivas, no, es un asunto de interés nacional que no se puede permitir.

El Guadalajara es el equipo más ganador en el futbol mexicano. Su compromiso está en las alturas, no en las profundidades de la tabla.

Que le venden caro? Sí, como le venden caro al Real Madrid, al Barcelona, al Manchester United, al Milan o a la Juve. Los grandes equipos son los que más ganan por derechos de televisión, por ventas de souvenirs, por mercadeo, por entradas a los estadios. Por lo tanto, son también los que revientan el mercado de precio cuando se ven obligados a pagar. Real Madrid y Barcelona pagaron cada uno más de 100 millones de euros por un jugador (Garreth Bale y Neymar Jr.). Cualquier análisis financiero marcaría que ese precio, para otros equipos de la Liga, el Valencia o el Sevilla, por ejemplo, nunca hubiera alcanzado esa cifra. Pero como son el Madrid y el Barza, todos les venden más caro.

A Chivas le ocurre lo mismo. Si le piden 10 millones de dólares por Luis Montes o Carlos “Gullit” Pea, no los valen, pero sí los cuestan. Y así tendrá que ser con Jesús Corona, Carlos Salcido, Isaac Brizuela, Oribe Peralta o todos los jugadores que Chivas necesite para salvarse. La inversión en jugadores andará por arriba de los 30 millones de dólares para salvar la franquicia en primera división.

Si Jorge Vergara no quiere o no puede invertir, lo mejor para Chivas sería que vendiera, para que otro empresario sepa que hay que poner la chequera en la mesa para adquirir los jugadores que se requieren en este momento de encrucijada histórica.

MXICO Es como una novela de terror que empezamos a leer por el final.

Qué necesidad de terminar con esta angustia, con ese veloz paso de los minutos, con esa tragedia latente y con la sensación de que es un libro que, como deja vú, vuelve a nuestra vida?
ugg para la nieve Blog de Héctor Huerta