Publicado el

botas ugg verdaderas un impuesto que nació hace 83 a

precio uggs un impuesto que nació hace 83 a

En un nuevo giro por tratar de justificar la falta de actualizaci del m no imponible y de las escalas del impuesto a las Ganancias, el ministro de Econom Axel Kicillof, defendi la existencia del tributo y asegur que fue creado por general Per Acert en el grado, pero fue otro general el encargado de promulgar el decreto ley que, con las sucesivas modificaciones, se mantiene de manera hace 83 a historia indica que en los primeros d de 1923, Rafael Herrera Vegas, ministro de Hacienda del presidente Marcel T. de Alvear, le encomend a uno de sus j colaboradores una tarea que por entonces parec m una aventura de un explorador que el trabajo de un economista.

El veintea deb trasladarse a la remota Australia para informarse sobre la caracter del a los r una novedosa herramienta impositiva que buscaba captar parte de la renta financiera. Hacia Australia fue, entonces, Ra Prebisch, con el prop de conseguir todos los detalles que desembocar en la primera reforma impositiva de la Argentina moderna.

Mal que le pese a Kicillof, el impuesto a las Ganancias no fue una creaci del ex presidente Juan Domingo Per El a los r tal su denominaci original, es fruto de la ley 11.586, del 19 de enero de 1932.

Por entonces, Prebisch hab ascendido a subsecretario de Hacienda y el presidente era Jos F Uriburu, el primer dictador argentino del siglo XX.

La historiadora Ana Virginia Persello recre el momento en que Prebisch convenci a Uriburu para que firmara el decreto ley. Si no lo hac dejar la Presidencia (para lo que faltaba solo un mes) con un importante d fiscal. El dictador se horroriz ante esa posibilidad y al a siguiente, Agust P. Justo,
botas ugg verdaderas un impuesto que nació hace 83 a
con la formalidad de la sanci de un Congreso marcado por el fraude, le dio sustento legislativo a trav de la ley 11.682, que estableci la vigencia del impuesto hasta el 31 de diciembre de 1934.

En los 83 a transcurridos desde el decretazo de Uriburu, el impuesto dej de ser una curiosidad proveniente de Ocean para convertirse en una de las columnas de la estructura tributaria nacional. Hoy, la identificaci del destino de su recaudaci es poco menos que una tarea detectivesca: seg el texto ordenado de la ley 20.628 de 1997 (65 a despu de la ley original), 120 millones de pesos anuales van a parar a la Anses, 20 millones anuales para refuerzo de la cuenta especial 550, de Aportes del Tesoro Nacional a las Provincias (ATN) y $ 440 millones al conjunto de las provincias seg la ley de Coparticipaci Federal.

Luego de esas detracciones, otro 20% para la Anses, el 10% hasta un tope de 650 millones de pesos a la provincia de Buenos Aires y su excedente se distribuye entre el resto de las provincias, el 2%al Fondo de ATN y el 4% por ciento a las Provincias, excepto la de Buenos Aires. El 64% que queda se distribuye seg la ley de Coparticipaci

Pero en los a la preocupaci no pasa tanto por encontrar la salida de ese laberinto, sino por la falta de adecuaci del m no imponible y de las escalas de la llamada Categor es decir, las deducciones de Ganancias sobre los salarios. En una particular interpretaci de la redistribuci del ingreso, cada vez son m los trabajadores en relaci de dependencia que se suman a tributar por un concepto tradicionalmente reservado para gerentes y ejecutivos.

La finalidad del proyecto “es que se logren modificaciones sustanciales en dicha ley, a los efectos de evitar que el tributo alcance los ingresos de los asalariados”, explic Montero.

Montero incluy en este proyecto un coeficiente basado en el salario m vital y m con el cual se actualizar en forma anual y de manera autom las deducciones, las escalas,
botas ugg verdaderas un impuesto que nació hace 83 a
tanto del impuesto a las Ganancias como del Monotributo.