Publicado el

uggs baratas Una serie sobre cáncer

ugg baratas españa Una serie sobre cáncer

Es de esperar que, entre la vorágine de las vacaciones, ustedes hayan tenido el tiempo para ver The Big C, la serie más nueva de Jackie, de Tara y de Weeds.

Atención: entramos en la vida de Cathy Jamison (Laura Linney), casada, un hijo en la edad del pavo, un coche, un cáncer terminal, un trabajo aburrido de profesora, una vecina vieja y huraa, etcétera.

La serie tiene una primera gran virtud: se detiene en el tema cáncer con la misma ligereza que mi párrafo anterior. El tema está ahí, por supuesto, pero no aparece con bombos y platillos, sino que se mezcla arbitrariamente con otros temas menores o triviales.

Un gran comienzo para la serie, siendo que versa sobre esa gran ‘cosa’ que empieza con C. Que visto lo que vimos hasta ahora, esa gran cosa no es la enfermedad de Cathy sino la propia Cathy, una mujer madurita de la que uno se enamora en doce minutos tres quintos, por diversas razones. Una de ella, la escena final del capítulo, en donde habla con un perro al mejor estilo de don Miguel de Unamuno (y con un énfasis parecido).

El tema del piloto, y quizás el de la serie, no puede estar muy lejos de la palabra optimismo, que no empieza con C. El modo con que Cathy Jamison se desenvuelve alrededor del cáncer es un espectáculo en sí mismo, un recorrido actoral que hay que ver. Lo que trabaja esa seora en el escenario es maravilloso.

Y ayuda mucho el hecho de que también hay personajes secundarios para descansar de un palo tan duro: primero el marido (Oliver Platt), un muchacho gordinflón e inmaduro que no sabe lo que quiere; más tarde el hijo Adam (Gabriel Basso), que en el piloto tiene un problemita con el asunto de las bromas; un rato después la alumna obesa Andrea (Gabourey Sidibe), y como broche de oro el hermano de Cathy, Sean (John Benjamin Hickey), al que es mejor que vean ustedes mismos. Un hallazgo.

Es verdad. Solamente vi 23 minutos de esta serie. Pero ojalá todas pudieran contar tantas cosas en 23 minutos, con la solvencia y el ritmo con que fue contado el piloto de The Big C.

Tengo un presentimiento. fallar,
uggs baratas Una serie sobre cáncer
pero no se la pierdan.

Laura Linney es tremenda, no sé si la serie está a la altura de su presencia, pero por el momento merece la pena. Qué grandísima actriz.

También me ha gustado la vecina mayor, y mi presentimiento es que de ellas saldrán las mejores escenas.

Sobran para mi gusto el personaje del marido, ex?, no sé si por el guión de reacciones mil veces vistas, o porque no le pega ni con cola. El hermano ni fu ni fa, personaje forzado que pretende ser cool y distinto, pero se queda a medias. Con ella, el guión siempre funciona, pero cuando actúa el resto la serie flojea.

Parece que la pongo fatal, la serie, pero con el piloto ya me he enganchado. Un lujo ver a esta mujer en una serie de televisión.

Laura Linney es tremenda, no sé si la serie está a la altura de su presencia, pero por el momento merece la pena. Qué grandísima actriz.

También me ha gustado la vecina mayor, y mi presentimiento es que de ellas saldrán las mejores escenas.

Sobran para mi gusto el personaje del marido, ex?, no sé si por el guión de reacciones mil veces vistas, o porque no le pega ni con cola. El hermano ni fu ni fa, personaje forzado que pretende ser cool y distinto, pero se queda a medias. Con ella, el guión siempre funciona, pero cuando actúa el resto la serie flojea.

Parece que la pongo fatal, la serie, pero con el piloto ya me he enganchado. tal vez los preciosos pechos de la finney hayan justificado su buena audiencia, porque sinceramente después de weeds, jackie o tara esta serie me parece una imitación de todas ellas pero ya de tercera generación sujetada por el sex appeal de la pelirroja. tal vez los preciosos pechos de la finney hayan justificado su buena audiencia, porque sinceramente después de weeds, jackie o tara esta serie me parece una imitación de todas ellas pero ya de tercera generación sujetada por el sex appeal de la pelirroja. tal vez los preciosos pechos de la finney hayan justificado su buena audiencia, porque sinceramente después de weeds, jackie o tara esta serie me parece una imitación de todas ellas pero ya de tercera generación sujetada por el sex appeal de la pelirroja. tal vez los preciosos pechos de la finney hayan justificado su buena audiencia, porque sinceramente después de weeds, jackie o tara esta serie me parece una imitación de todas ellas pero ya de tercera generación sujetada por el sex appeal de la pelirroja.

tengo ganas de empezar a ver otras cosas,
uggs baratas Una serie sobre cáncer
este territorio empieza a ser un territorio demasiado visitado ya.