Publicado el

botas ugg venta chile Pueblitos turísticos de Buenos Aires

replica botas ugg Pueblitos turísticos de Buenos Aires

Los poblados turísticos de la provincia de Buenos Aires representan un circuito alternativo para pocos días asueto y cerca de la ciudad capital. Fiestas tradicionales, historia contada por sus pobladores, y encuentros con la naturaleza son algunas de las alternativas que brindan las pequeas poblaciones rurales. Con todos los servicios necesarios, el turista se sentirá como en casaLa provincia alberga una gran variedad de destinos que mezclan una riqueza cultural milenaria y espacios naturales para recorridos tranquilos e inolvidables. Sus habitantes se organizan para mostrar lo mejor que tienen en sus poblados, avalados por el programa oficial Pueblos Turísticos de la Secretaría de Turismo del Gobierno Provincial. Es así como se incentiva el desarrollo sostenible de pequeas localidades con menos de dos mil habitantes.Cada uno de estos poblados está a cien kilómetros como máximo de la ciudad de Buenos Aires, es un requisito para estar en el programa, y cuenta con atracciones únicas como estaciones de tren y capillas, pulperías y almacenes casonas antiguas. A través del turismo comunitario, los pobladores participan en el desarrollo de los productos y servicios, lo que permite al turista conocer y disfrutar de la mano directa de sus protagonistas. Saldungaray está marcado por el paso del arquitecto Francisco Salamone quien dejó edificaciones importantes y un gran legado cultural a este poblado caracterizado por la figura del aborigen y el fortinero.Entre la naturaleza y la calidez de su gente, el visitante podrá seguir los pasos a Salamone por su circuito arquitectónico Art Decó que data de 1938: la Plaza Independencia; el Portal de Cementerio Municipal, construcción de reconocimiento internacional por ser un impactante cuerpo circular de casi 20 metros de diámetro; el Mercado Municipal, entre otras.Fuera del circuito arquitectónico se puede disfrutar del balneario Parque Municipal sobre el Río Sauce Grande; el Dique Paso de las Piedras y el Fortín Pavón, Lugar Histórico Nacional que representa la raíz de los pueblos de la Comarca. Sin embargo ofrece también visitas guiadas por sus calles y avistaje de aves exóticas. En este poblado los recorridos son acompaados por un guía intérprete de la naturaleza. El turista podrá observar especies típicas de la región pampeana, como el zorro gris.El recorrido incluye: la manzana institucional, llena de historia y tradición donde se puede apreciar la Capilla Santa Isabel; caminata por las Vías de Ferrocarril, que funciona como una especie de mirador al estar ubicado sobre una loma. La caminata comienza en la calle Los Horneros y llega al arroyo Las Garzas. Visita a Quimey Quipan, un establecimiento de productos panificados atendido por sus dueos; y avistaje de aves exóticas en el predio El Arca. Durante la Semana Sata se realizan espectáculos para toda la familia en la laguna. Con una variada oferta gastronómica recibe al turista que llega a sus calles en busca de los platos más tradicionales de la región. El objetivo de los representantes turísticos del pueblo es que el visitante se pueda relacionar con la historia a través del contacto directo con sus pobladores.Un paseo por Carlos Keen incluye la histórica estación de ferrocarril y su granero que data de 1881; la Capilla San Carlos Borromeo, construida en 1906; el Museo Rural y la Estafeta Postal, antigua oficina de coreos de 1980. Por los alrededores del pueblo, se pueden hacer caminatas fotográficas mientras se contempla el paisaje rural pampeano.Azcuénaga. es la palabra que define este pueblo bonaerense. Azcuénaga está emplazada en el partido de San Andrés de Giles, al noreste de la capital argentina. En 1880, se inaugura la estación ferroviaria que dio nacimiento al pueblo conformado por inmigrantes italianos, espaoles, irlandeses y franceses. Azcuénaga también fue epicentro de las acciones militares producidas durante la Revolución de 1880.En la actualidad,
botas ugg venta chile Pueblitos turísticos de Buenos Aires
sus habitantes ofrecen la turista una variedad de propuestas históricas y naturales que contemplan: la estación de FFCC de Azcuénaga, declarado Lugar Histórico Municipal, está rodeado de un impresionante bosque de eucaliptos; la Capilla Nuestra Seora del Rosario, construida en 1907, conserva su fachada de ladrillos sin revoque con una sola torre. Además de un recorrido por sus calles, plazas, antiguos almacenes y casonas que conservan su fachada original.Para conocer estos paisajes míticos se recomienda una visita por:El Palenque, un viejo alcen que data de 1890; laIglesia Nuestra Seora de Luján, construida en 1890 que aún conserva sus vitrales originales; lacervecería artesanal Uribea así comola estación de ferrocarril, las pulperías y fiambrerías tradicionales, y la Escuela Agrotécnica Salesiana Don Bosco.Cada mes de abril se celebra la Fiesta de los Acordeones que convoca a intérpretes de diferentes lugares de la provincia y ofrece lo mejor de la comida típica alemana.Regocijo y contemplación acompaarán al turista en el recorrido que comprende las casas típicas, el Monumento a las Banderas, Museo Parque La Palmera, la Gruta a Nuestra Seora del Fátima y demás sitios que vivencian la inmigración europea del siglo XIX.Con poblaciones más pequeas y destacados paisajes están:Gouin. Se accede por un camino de tierra, lo que indica el paraíso rural y autóctono que guarda este poblado ubicado en partido de Carmen de Areco, al este de la ciudad de Buenos Aires. Antiguas casonas y típicas pasteleras caracterizan a Gouin, donde se realiza cada ao la Fiesta provincial del Pastel, desde 1995. Se recomienda recorrer el pueblo en visitas guiadas y los paseos en zulki.Mechongué. Reconocido por sus murales distribuidos por todo el pueblo, Mechongué se ubica al sur de la provincia de Buenos Aires. Además del circuito pictórico se pueden visitar sus plazas y almacenes y el Centro de Artesanías que abre todos los días de la semana.Escalada. Con sus calles de tierra y su impronta gaucha mantiene sus antiguos edificios como la pulpería, el almacén y algunas casas de familia. Una de las visitas imperdibles es a El Tatú, donde el turista puede conocer todo sobre el cultivo artesanal de hongos.San Agustín. Con unos 500 habitantes, este poblado se destaca por su inmensa riqueza natural. Fundado en 1892 por el paso de ferrocarril, es pionero del turismo comunitario en el partido de Balcarce. Se recomienda un paseo por la Reserva Municipal Parque Indoyaga Molina “Aroma de violetas” y senderismo desde San Agustín al pueblo Los Pinos.Otros pueblos más pequeos que forman parte de este circuito son: Villa Lía, donde destaca el circuito turístico comunitario “Camino de las artesanas”; Villa Ruiz, ubicado a una hora de Buenos Aires es especial para un día de campo; Santa Coloma (Baradero), Isla Santiago en el partido de Ensenada; y Vuelta de Obligado. Más información
botas ugg venta chile Pueblitos turísticos de Buenos Aires