Publicado el

donde comprar botas ugg en mexico El sospechoso del doble crimen de Susqueda tenía previsto ocultarse en Colombia

ugg botines El sospechoso del doble crimen de Susqueda tenía previsto ocultarse en Colombia

Fondos de InversiónBanca PrivadaZona de tradingBloomberg BusinessweekBanca DigitalLotería de NavidadElecciones catalanasReferéndum CataluaBitcoinDeclaración Renta Cláusulas sueloBanco PopularPresupuestosBrexitElecciones EEUU 2016Observatorio IEB INVERSINDeutsche BankStartupBlack FridayIbexEuriborPetróleo BrentAbengoaElecciones 20 DEl rincón de LegalitasGreciaSyrizaAtentados en ParísVolkswagenRebajasBanco SabadellBanco MadridCiudadanosBankiaPetróleoBCEBanco de EspaaSyrizaBanco SantanderAppleMario DraghiSalario Mínimo InterprofesionalPodemosAyuda a paradosBBVABankinterReforma fiscalManuales InversiónDeclaración RentaUrdangarínGuerra de divisasDesahuciosFacebookResultadosRodrigo RatoPrima de riesgoItaliaEl aula del accionistaCláusulas sueloDebate sobre la NaciónBárcenasLa nueva bancaChipreTrump

Uno de los casos más complejos que los Mossos d?Esquadra tenían sobre la mesa ha quedado resuelto. Al menos, en cuanto a su autoría. Jordi Magentí, un criminal condenado por acribillar a tiros a su exmujer en Anglés (Gerona) hace dos décadas, fue supuestamente también el autor del homicidio de la joven pareja que murió a finales de agosto del ao pasado en el pantano de Susqueda (Gerona). Lo condujeron a la comisaría de la misma localidad y después a su casa natal, para que estuviera presente en los registros que se alargaron durante toda la tarde. Los Mossos tratan de esclarecer cuál fue el móvil del crimen a través de la reconstrucción de los hechos. Saber por qué razón Jordi Magentí, que según las investigaciones no tenía relación alguna con las dos víctimas ni con su entorno, decidió aquel mes de agosto acabar con la vida de una joven pareja que disfrutaba de sus vacaciones en el pantano. Un lugar al que el acusado acudía con asiduidad a pescar. Los agentes no tienen ninguna duda de que él es el autor del doble crimen. Sin embargo, fuentes de la investigación sealaron que él niega haber matado a los jóvenes.

Jordi Magentí tenía previsto marchar esta misma semana a Colombia, donde vive su actual mujer. No pensaba volver. Así se lo explicó a los investigadores, según informó ayer la Cadena Ser.

Los agentes de los Mossos d?Esquadra también detuvieron ayer a uno de los hijos del presunto homicida. El arresto se produjo en Salt (Gerona). Los Mossos investigan si el vástago conocía el macabro secreto de su padre y lo ocultó. También a él los Mossos lo trasladaron a la casa de Anglés para que estuviera presente en los registros.

Marc y Paula fueron vistos por última vez el 24 de agosto. Ese día salieron de sus casas para pasar unos días en el pantano. Se tomaron un refrigerio en el bar La Parada, a unos diez kilómetros del pantano. La camarera de esa local es la última persona que los vio con vida. Luego, se dirigieron al embalse en el Opel Zafira de Paula. El doble crimen presuntamente pertrechado por un desconocido, Jordi Magentí sacudió entonces a la comarca del Maresme, en la que ambos vivían.

El asesinato de su expareja

Jordi Magentí fue condenado a 15 aos de cárcel en 2000 por haber matado 13 aos antes a su exmujer. Estuvo más de 12 aos encarcelado por el crimen machista. Se habían separado ocho meses antes.

Fue sobre las 16.15 horas del 4 de diciembre de 1997 en su pueblo natal. Jordi Magentí conocía perfectamente la rutina de quien había sido su mujer hasta unos meses antes. Sabía que a aquella hora pasaría por aquella calle. Aparcó su Citron Saxo entre un tractor y una furgoneta para no ser visto, aguardó el momento dentro del vehículo y, cuando la vio pasar, salió rápidamente del coche y la acribilló a balazos. Lo hizo con una escopeta de caza semiautomática. La llevaba cargada con tres cartuchos, dos de ellos de los que se usan para cazar jabalíes. Le pegó tres tiros, la mujer cayó al suelo. Volvió a cargar otro cartucho de perdigones y le disparó de nuevo.

El tribunal tuvo en cuenta como atenuante que Jordi Magentí sufría una alteración psíquica. Tenía dos hijos en común con la víctima. Contaban 27 y 7 aos respectivamente cuando su padre quitó la vida a su madre.

24 de agosto de 2017. Los jóvenes Marc y Paula se desplazan al pantano de Susqueda para pasar sus vacaciones. La camarera de una bar cercano al embalse es la última que los ve con vida.

26 de septiembre de 2017. Los Mossos d’Esquadra hallan los cuerpos de los jóvenes en el pantano de Susqueda tras una ardua investigación, encabezada por la Unidad de Desaparecidos.

26 de febrero de 2018. La policía catalana detiene Jordi Magentí como presunto autor del doble crimen. También arresta a uno de sus hijos porque pudo haber ocultado el homicidio.
donde comprar botas ugg en mexico El sospechoso del doble crimen de Susqueda tenía previsto ocultarse en Colombia