Publicado el

shoes ugg ya ni la policía entra

ugg online españa ya ni la policía entra

Y es que los uniformados, ya sea de la SSP o de la Procuradur que se pasan los l unos 200 metros despu del Eje 1, casi a la altura de la calle de Matamoros hacia adentro que los propios capos han establecido, son asesinados.

El muri hace dos semanas en la calle Aztecas. No obedeci la advertencia.

Su af de detener a un delincuente lo empuj a cruzar la franja prohibida. Fue baleado y su cuerpo tendido en el asfalto, sin que ninguna autoridad pudiera ayudarlo.

Todos los d Tepito amanece manchado de sangre, ya sea por el hallazgo de decapitados, la muerte de menores de edad o por balaceras que cobran tres o cuatros vidas.

En el barrio ya no hay autoridad que ponga orden, se rige bajo sus propias reglas, impuestas por quienes mandan en el territorio.

Cr acudi a Tepito un par de semanas para conocer c se vive en una de las zonas m violentas e inseguras de la Ciudad de M seg el ranking de la PGJ.

Este reportero visit calles, vecindades, locales, cheler

Durante recorridos, guiados por gente del mismo barrio y comerciantes de la zona, se comprob c Tepito, actualmente guerra por la disputa del territorio entre los integrantes que quedan de La Uni de Tepito y del grupo opositor La U, es el epicentro de la mafia capitalina: asesinatos a cualquier hora del d extorsiones y cobro de uso de suelo a comerciantes, venta de droga en la v p y a plena luz del d menores de edad entregando droga y armados.

NARCOMENUDEO. En las calles de Tepito puedes encontrar cualquier droga, incluso si no ha sido inventada, ya existe

A plena luz del d los tepite venden mariguana y coca en vitrales de frescas Nadie les dice nada.

aqu todos sabemos en d est los puntos de venta y de distribuci pero la polic se hace pendeja dice Iv un nativo del barrio que se dice cansado de los abusos, y que dice conocer el movimiento de los c de La Uni y de La U.

Caminando por la calle Libertad, a espaldas de una imagen de la Virgen de Guadalupe, nos topamos con un grupo de individuos; son los que venden la droga, y, seg Iv pertenecen a La Uni de Tepito.

Eso s confirmamos, no a cualquier persona le venden, s a conocidos; incluso, de actuar raro una persona o mir lo m seguro es que haya un tr final, pues est armados y desconf de todas las personas ajenas.

M adelante, sobre Libertad la altura del parque observamos a cerca de seis o siete distribuidores.

Sin embargo, es a la vuelta, en el 6 de Jes Carranza, y Jes Carranza donde se encuentra la madre de los centros de distribuci de droga.

En tiempos pasados, la droga sol venderse dentro de esta vecindad; sin embargo, dos polic llegaron a vivir a este sitio y les pidieron a los distribuidores que hicieran sus negocios afuera, sobre la banqueta.

Y as es, venden perico, tachas, rocas, mota y uno que otro invento

Sobre la acera de Jes Carranza, frente al 6; hay hombres ofreciendo la mercanc Ya no dejan pasar a la vecindad, el negocio es afuera, en la v p

Seg Iv el 6 de Carranza es manejado por uno de los principales narcotraficantes de la zona: Gustavo Arias; quien actualmente se niega a pagar derecho de piso y las cuotas, pero, tras la muerte de Pancho Cayagua, l de La Uni de Tepito, que alinearse o alinearse

Cr ingres al 6 de Carranza. En el lugar la tensi y la desconfianza son perceptibles: d vas?, qui qui topas (conoces)? es lo que nos dijeron apenas y nos aparecimos frente a la puerta, de no m de dos metros de ancho, color blanco.

Y es que ah nos advierte Iv un mal negocio por la mercanc una deuda pendiente o si en el pasado tuviste alg problema con el vendedor, puede desatar una balacera.

aqu sabemos d est la droga y todos los problemas que causa y los polic no hacen nada porque reciben su parte, por eso ya ni entran se Iv con cierto enojo.

Ya adentro todo es tranquilidad. Son las 15:00 horas y no hab movimiento; uno que otro vecino se asomaba, pero nada del otro mundo todo es afuera, adentro s negocios chonchos, pactados y con cita

MOVILIDAD. Una de las frases que m se escuch durante el paseo por Tepito fue: con las motos

Entre las calles, por los incontables pasillos y m puestos de este enorme tianguis, el modo preferido de trasladarse de un lado a otro es en moto o motoneta. mayor son robadas, las rearman y las venden m baratas. La mayor tiene una nos cuenta Iv vendedor de perfumes.

Literalmente cualquiera puede manejar una moto en Tepito.

En el camino se observ c un ni que no rebasaba los 13 a conduc una motoneta entre los puestos, mientras su acompa de la misma edad, llevaba en las manos dos cervezas.

a cada rato se pelean los de las motos y los que van caminando porque les vale y te la echan encima para pasar r y pues los otros se enojan y r se agarran a golpes dice Iv

Estas motos tambi son un medio para transportar la droga de un punto a otro de manera r y sencilla, ya que no hay nadie que haga revisiones. Nadie se atreve.
shoes ugg ya ni la policía entra