Publicado el

botas de invierno ugg Generación X y Millennials

ugg de piel Generación X y Millennials

Imagina a tu abuelo y tu papá sentados a la mesa contigo en unareunión familiar. Si rondas los 30 aos, agrega a esta proyección mental a tu hermano menor, primo o sobrino que está a punto de terminar la preparatoria. Ahora piensa que en lugar del comedor de la abuela están en una oficina y no los unen lazos de sangre, sino el objetivo común de cumplir una tarea que les asignaron.

Este ejercicio de ficción es una realidad cotidiana en muchas empresas, en las que conviven empleados por su edad etiquetados como Baby Boomers, Generación X y Millennials y que tienen ideas generacionales diferentes sobre desarrollo personal, éxito profesional y prosperidad económica.

En algunos entornos ya hay incluso presencia de la Generación Z (el hermano menor, primo o sobrino adolescente), que para el ao 2020 representará el 24% de la fuerza laboral, de la que Millennials (los que actualmente tienen de 18 a 36 aos) y Generación X (de 37 a 52 aos) serían un 35% cada uno, y los Baby Boomers (de 53 a 70 aos), el 6%, según pronósticos de la firma Manpower.

Esta convivencia obliga a las empresas “a replantear estructuras y modelos de trabajar, a reorganizarse si quieren permanecer”, advierte Gloria Janin de María Ricalde Gamboa, maestra en Gestión de Recursos Humanos.

La profesional, profesora de las maestrías en Administración de Recursos Humanos y en Dirección Estratégica de Negocios de la Universidad Mesoamericana de San Agustín (UMSA), recuerda que “hay países que han incrementado su edad de jubilación: en Estados Unidos es ya de 68 aos (antes era de 65); México no la ha cambiado, pero hay estudios viendo la posibilidad de ello”.

“Las brechas tan grandes entre generaciones llevan a Recursos Humanos a crear nuevos modelos de convivencia en que ambas partes se enriquezcan y también están generando nuevos modelos de trabajo, porque cada generación con su forma de pensar y ser tiene sus necesidades”.

Para allanar el camino a esa coexistencia laboral se necesita romper con paradigmas, como el que retrata a los millennials como flojos, apáticos, despreocupados y que todo lo quieren fácil. “Dentro de lo triste del terremoto (del martes 19 en el centro del país), los millennials nos demostraron que son todo lo contrario”, afirma la maestra Ricalde.

“Antes, lo que importaba era la tranquilidad económica: estudiar una carrera, tener una profesión, ahorrar. No es que estuviera mal, pero lo centrábamos en acumular un patrimonio que nos diera cierto bienestar”. En cambio “los millennials buscan más disfrutar la vida: no quieren tener un Mercedes Benz si eso les va a quitar horas de sueo, buscan más un balance entre su vida y carrera”.”Nosotros si teníamos que quedarnos 12 horas en el trabajo nos quedábamos. No digo que el millennial no lo vaya a hacer, pero ya no es su prioridad; si se vuelve una costumbre dirá: ‘Esto no es para mí’. Hay mucha gente que no piensa atarse a una organización, prefiere trabajar en casa o ser freelance. Esto a muchas empresas les conviene, porque, en lugar de tener a alguien en la nómina, le pagan honorarios y no hay costo laboral”.

La maestra Ricalde Gamboa menciona entre otras características de esta generación el deseo de crecer profesionalmente a mediano plazo, la búsqueda de aprendizaje a través de una retroalimentación positiva y el seguimiento de un liderazgo que no impone la “autoridad de jefe”, sino que se constituye en modelo para avanzar.

“Estamos entrando a una etapa que los millennials nos están trayendo: el conocimiento es importante, pero lo es más la actitud”, afirma la profesional. “Vemos que los criterios para seleccionar al talento ya no son solamente conocimientos y aptitudes suficientes, sino también la visión ante la vida y el trabajo”.

“Las empresas que en el futuro permanecerán, independientemente de su modelo de organización, serán aquéllas en las que el talento cuenta. Ya se vio que las jornadas más productivas no son de 56 o 48 horas a la semana, hay muchos países donde se trabaja 40. Las empresas de Yucatán están despertando y preparándose para afrontar esos retos”.

Ante este panorama, los Baby Boomers y la Generación X tienen cabida en organizaciones encabezadas por millennials? “A nivel global se está dando”, indica la maestra Ricalde. “No importa la edad que tienes si puedes aportar valor a través de tu trabajo. En Yucatán empezamos a detectar ese paradigma, pero no estamos completamente preparados para pensar en esa posibilidad”.

Para la generación que viene, la Z, el gran reto será analizar toda la información que está generando la población. “Las empresas tendrán que interpretar la información que las va a mantener unidas con sus clientes”.

“Estamos viviendo la cuarta Revolución Industrial a través de la tecnología; posiblemente la nueva generación abra el paso a la quinta Revolución Industrial, si es que no la vive. En 2030 va a ser el mundo de la información. No es algo que vaya a tardar”. Valentina Boeta Madera
botas de invierno ugg Generación X y Millennials